EL CORTIJO EN EXTREMADURA DE EUGENIA.

El cortijo en Extremadura que tiene la modelo Eugenia Silva es algo más que una casa.

Es un espacio al que aparentemente tiene mucho cariño, quizás por la ternura o el recuerdo que le transmite al haber pertenecido a sus abuelos.

¡Es que la familia tira mucho!

Yo también tengo una familia extremeña.

Recuerdo a Extremadura como un lugar donde acontecieron grandes momentos en la infancia y juventud de una niña,  al calor de una abuela cercana y cuidadora,  haciendo las veces de padre y madre.

Donde año tras año sucedían interminables los veranos bajo el abrasador sol extremeño.

Recuerdo el pan que olía y sabía rico, rico,

y sus casas jalbegadas por los lugareños,  de gruesos muros de adobe impidiendo la entrada de la calorina.

La doble puerta, como la de mi abuela Alicia, en color verde mint, que tanto está de moda en la actualidad.

El agua fresca del botijo de barro, los ricos bocadillos de chorizo, el tomate y pepino "rajao"con  sal para la merienda a la vuelta del baño en Guadiana, con un hambre canina, que sabían a gloria bendita.

Como decía Antonio Flores, aquí he vivido y aquí quiero quedarme, cuando mi vida pase a un estado más tranquilo.

No me refiero al final de mi vida, ja! ja! sino al intermedio. Cuando pase de trabajadora por cuenta propia a vivir la vida sin horarios ni calendarios.

Supongo que poco a poco te darás  cuenta que voy subiendo muchas cosas de interiorismo que es mi pasión, pero con una particularidad.

Lo que vamos a ver en España Bonita, son casas típicas de España.

Hoy toca cortijo en Extremadura,  mañana una masía catalana o una barraca Valenciana, pasado quién sabe...

Hay mucha variedad en España sobre nuestra forma de construir viviendas, las irás viendo poco a poco.

 Volviendo de nuevo al post, no me extraña nada que Eugenia haya querido recuperar esa casa en la bonita Extremadura, tierra amable y desconocida para muchos.

Un cortijo del siglo XVII,  situado en una dehesa de encinas, que fue restaurado respetando sus techos abovedados, escalera y suelos de barro rojo.

Lo más importante de la decoración es que la propietaria quiso que el trabajo se realizara bajo la idea de que ninguna pieza combinara con otra y que todo fluyese como si fuera una casa vivida, bohemia y sencilla.

Para conseguir ese objetivo contó con la profesionalidad de su amigo el decorador  Luis Galliusi, que utilizó piezas diferentes adquiridas en mercados, ferias y Rastro.

Las sillas alrededor de la mesa camilla y la cocina son los espacios que más me fascinan, sin desmerecer el salón con el sofá de terciopelo azul y la chimenea pintada en rojo sangre, que huele a lumbre, decorada con platos de diferentes lugares como París, Talavera, Saint Tropez incluso propios de su familia.

Echa un vistazo y dime, que te parece.

 PUERTA DE ENTRADA CON EUGENIA SILVA

SALONCITO CON MESA CAMILLA

LÁMPARA DE GANCHILLO DE LAS PULGAS

ZÓCALO ROJO

CHIMENEA ROJA DECORADA CON PLATOS VISTOSOS

SUELOS DE BARRO

SALÓN CON TECHOS ABOVEDADOS

ESCALERA DE PIEDRA ANTIGUA

COCINA RÚSTICA

BAÑO FEMENINO

DORMITORIO BOHEMIO

DEHESA DE ENCINAS

Si te interesa indagar un poquito más, puedes ver el reportaje completo realizado en la revista AD

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies